Publicación

“El coronavirus está generando un duelo sin precedentes”

Uno de los pioneros en España en la atención al duelo, José Carlos Bermejo tiene a sus espaldas muchas horas de escucha, de cercanía, de cuidado a quienes la vida se les atragantó en un momento, tanto a través del Centro San Camilo, del que se van a cumplir pronto los 25 años, como al frente del Centro de Humanización de la Salud. Pero reconoce que el duelo que está generando la pandemia del coronavirus en España “es inédito”. Para el religioso camilo, “se nos ha impuesto una muerte íntima en soledad y se añora el valor de los abrazos”.

PREGUNTA.- España ha vivido momentos de duelo colectivo, como asesinatos de ETA con gran impacto emocianal, como el de Miguel Ángel Blanco, o los atentados del 11-M. ¿Qué tipo de duelo, como sociedad, trae consigo el coronavirus? ¿Asistimos a algo inédito a nivel colectivo?

RESPUESTA.- Efectivamente, el duelo del coronavirus es inédito. Es un duelo relegado a la intimidad máxima y entregado a la virtualidad. El ser querido “desaparece” de manos de los tanatopractores o profesionales de la gestión de los restos mortales. El final de la vida es privado de la intimidad de las relaciones en sintonía con la intensidad de los vínculos construidos en la vida. Una ausencia o reducción al mínimo en torno a la persona en final de vida genera un sentimiento de desolación, de impotencia, de gran envergadura. La muerte la habíamos deseado íntima –quizás excepto en el mundo rural, más socializada-, pero rodeada al final de los seres queridos y popularizada en los ritos, al ser posible por los medios que nos permitían fácilmente hacernos presentes en tanatorios y ritos laicos y religiosos. Ahora se nos ha impuesto una muerte íntima en la soledad y se añora el sentido de los ritos y se aprecia el valor de los abrazos, justamente por su ausencia. No tiene precedente.

Recursos virtuales P.- Vayamos al nivel individual. Las familias no pueden despedirse de sus seres queridos y se les entierra casi en la clandestinidad, solo con sus deudos más cercanos, y para eso, con un número restringido. ¿Qué supone esto para los familiares?

R.- Supone una imposición que indigna, deja desolación. Aumenta la vulnerabilidad a la complicación del duelo, pero también puede generar la creatividad para buscar medios alternativos, comunidades reunidas virtualmente en torno a las expresiones numerosas de los sentimientos a través de los teléfonos móviles…

Continuar leyendo la entrevista…

DEJA UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Leer más

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar